Materiales para la de-construcción

Intervención sonora en espacio público urbano

Se trata de una intervención sonora/musical en el espacio público que, a travez del juego y la variación musical de una clásica sonoridad barrial como es la de “el huevero“, busca poner en evidencia ciertas maneras convencionales y cómo esas maneras contribuyen a un mensaje subrepticio que parecieran perdurar a la sombra de los cambios sociales. Este proyecto toma un recorte del paisaje sonoro barrial y lo trabaja como un objeto musical. Partiendo de la voz de “el huevero“: su ritmo, sus pausas, su métrica, prosodia, timbre, y de un análisis musical de dicho recorte sonoro, se motoriza un juego compositivo en el cual un grupo reducido de intérpretes (Rosario Alfaro, Julián Oróz y Juan Pablo Pettoruti) recorren barrios en auto, interpretando con megáfonos el pregón del vendedor ambulante. A diferencia del huevero convencional, en este caso la voz detrás del megáfono ya no ofrece un producto, una venta o trueque, sino variaciones de un mensaje conocido, proponiendo otras maneras, otras formas, otros materiales, otras palabras y otras voces. “El huevero“ (encarnando este cualquier tipo de venta ambulante barrial con auto y altoparlante) va mutando con el desarrollo de su pregón hacia un nuevo personaje, con otros materiales y otro timbre de voz. La “Señora“ destinataria del clásico mantra barrial también pasa a ser la voz cantante, la que expresa y comunica. Se entremezclan los géneros, se entrelazan las voces y surgen nuevos ofertones:

“Materiales para la de-construcción, frescos, caseros, materiales, señor.
Palabras, señora, fresca, casera, palabras, colorado, originales, señora.
Para usted, la palabra está en su barrio, aproveche, vibrantes, extensas, palabras. Palabras, justas, amplias, verborrágicas, palabras, interiores, palabras.
Habladas, susurradas, nuevas, viajes, modernas, que llegan, palabras
Precisas, sinceras, amorosas, palabras, familiares, palabras.
Cálidas, necesarias, externas, palabras, del alma, jugadas, necesarias, palabras. Materiales para la de-construcción, señor, modos, frescos, nuevos, caseros.“

Este proyecto entiende un objeto musical como aquel recorte del universo sonoro con el cual se dispone trabajar. En esta ocasión se elabora un guión/partitura a partir de las variaciones sobre ese mantra barrial que a través del megáfono elabora ofertas, vende, permuta y/o trueca diversos productos. Además de indagar sobre un eventual rol de “la

huevera“ y su voz femenina resonando en los barrios, Materiales para la de-construcción propone un ejercicio crítico y de transformación, no impone un mensaje, sino ofrece al público (público intermitente) una suerte de catálogo de palabras para la construcción de conceptos. La voz (las voces) de este huevero en de-construcción comunica su mensaje en forma de rompecabezas, acerca a las y los vecinos pistas críticas para la visivilización y posterior asimilación de algo de la relación mujer-hombre / hombre-mujer de esta sociedad, que ya ha cambiado.